En que deporte se puede apostar y ganar mejor?

La clave para tener una regularidad en las apuestas para un apostante es especializarse en un deporte. Como hemos comentado muchas veces los porcentajes de gente que gana dinero con la apuestas es muy bajo. Los principales problemas que se pueden detectar en el estudio de este perfil de apostante que no gana dinero es su dispersión y su elevado porcentaje de errores en determinados deportes que lastra sus aciertos en otros.

Ser apostante es algo que, si alguien no se lo toma completamente en serio, lo estudia y es meticuloso en su método, al final va a acabar costándole dinero. El estudio es importantísimo y aunque a mucha gente le gustan muchos deportes, en el mundo de las apuestas a cada uno se le da mejor uno que otro. ¿Se imaginan a un tenista profesional dejándose el tenis los fines de semana para tratar de jugar al fútbol profesionalmente? Lo normal es que si su talento y sus condiciones le dan para jugar y ganar al tenis profesionalmente, no tenga tiempo de entrenarse específicamente para ser, también, futbolista profesional, por mucho que le guste el fútbol.

Apuestas bwin futbol

Éste es el caso de los apostantes. Hay muchos jugadores que tienen un porcentaje de acierto suficiente para conseguir beneficios en determinados deportes, pero que acaban sin ellos por elegir mal los eventos y sobre todo los deportes donde invertir.

El primer axioma de todo esto es sencillo. Se puede ganar dinero en las apuestas en cualquier deporte, pero es muy difícil que un profesional lo sea en varios deportes a la vez.

Hay muchos requisitos que ya hemos explicado anteriormente para ganar dinero en las apuestas deportivas. La especialización es uno de ellos. Otro, el principal, es conocer, a ciencia cierta que nadie, insistimos, nadie es capaz de acertar el 100% de sus pronósticos, así que, en el porcentaje de acierto y a las cotizaciones medias que sea capaz de mantener este porcentaje de acierto, está la clave del éxito. Evidentemente, el deporte en el que se apuesta también.

Hacemos otra explicación; Para poder ganar dinero, nuestro porcentaje de acierto en los pronósticos tiene que ser superior a las cotizaciones medias en las que invertimos. O sea, si nosotros tenemos un porcentaje del 75% de aciertos, en cuotas que estén por encima del 1.5, ganaremos dinero. Si no es así, tenemos que cambiar de estrategia. Si nuestro porcentaje de acierto es del 60% en cotizaciones superiores al 2.5%, también ganaremos dinero. Si los porcentajes son los mismos, pero las cotizaciones a las que acertamos o conseguimos este porcentaje son inferiores a 1.40%. Los aciertos no podrán compensar los errores.

En este sentido hay dos deportes que, claramente, son los favoritos del público que sí gana dinero con las apuestas. Uno, el tenis y otro el baloncesto, más concretamente, la NBA.

Apuestas Bwin Tenis

No hay nada en concreto contra el fútbol que, en España, es el deporte que mueve más cantidad de apuestas, con diferencia. Sin embargo, también en el fútbol es donde se producen los mayores desajustes. El motivo principal es porque en vez de dos resultados, hay tres. Victoria, empate o derrota. El empate es un factor corrector que priva muchas veces del éxito a los apostantes. Son estadísticas puras y duras, pero el porcentaje de empates en partidos de todo tipo y toda índole oscila entre el 27% y el 35%. Los empates se dan. Y los empates estropean, sobre todo, las cotizaciones de las victorias. Cuando un equipo de fútbol juega contra otro, para ganar, en muchas ocasiones tiene que hacer mucho más que el rival.

Durante 90 minutos de fútbol, puede generar muchas ocasiones, pero lo importante no es la capacidad para generarlas sino para materializarlas. Y en cualquier descuido, un gol rival puede tirar todo el trabajo y la superioridad por la borda. Sin embargo, la dificultad no se lee en las cuotas que valoran la calidad, los enfrentamientos previos de los dos equipos o su estatus, pero no la posibilidad de que, sencillamente el balón no entre. En baloncesto la figura del empate es remota. Casi no se producen e, igualmente, se puede comprar por muy poquito menos, quién es el vencedor final, porque siempre hay un ganador. En tenis ocurre lo mismo. Por este motivoestos son los deportes donde es más fácil acertar, porque siempre hay un ganador y sólo hay dos resultados posibles.

En todos los deportes donde el empate es una variante, es más complicado. Así de sencillo.

El tenis y el baloncesto, además tienen la virtud de ser deportes en los que los picos de las cuotas, cuando se juega en directo son muy acusados. Las oscilaciones en las cuotas en directo pueden ser bestiales y un jugador puede pasar de cotizar a 1.10 a 8 o al revés. Incluso,en tenis, existe la figura del tiebreak donde el resultado sufre graves oscilaciones punto a punto. Cada punto que gana un jugador lo pierde el otro y un tiebreak puede suponer la victoria de un set, que puede ser un 50% de un partido donde hay que ganar 2, o un 33% en el peor de los casos, cuando son partidos al mejor de cinco, o lo que es lo mismo, a quien gane 3.

Apuestas bwin Baloncesto

En baloncesto, en todo momento, y cada 30 segundos, como máximo, un equipo puede anotar y esto supone variaciones en el marcador de 1, 2 y hasta 3 puntos en jugadas normales. La alternancia en el toma y daca hace que un encuentro no esté sentenciado con 10 puntos arriba, porque, en realidad esto se puede reducir en tres buenas jugadas de ataque y tres buenas jugadas de defensa, (tiempo estimado… tres minutos como máximo).

El acierto en los eventos, en general es muy complicado. Las casas de apuestas conocen todos los datos sobre los partidos en los que ponen cuotas. Hay profesionales que se encargan de "apreciar" cuál es el valor de cada cuota y, obviamente, recortan por ambas partes. De tal manera que buscan que el fallo suponga una pérdida de la inversión inicial y el beneficio generado por los beneficios anteriores o futuros.

Es sencillo, las victorias del Real Madrid o el FC Barcelona, por ejemplo, cotizan en el Santiago Bernabéu y el Camp Nou, en Liga, por debajo de 1.10. Todas, Sin embargo, el Real Madrid y el FC Barcelona, dejan de ganar más del 10% de sus partidos en casa. Un apostante que haya apostado siempre la misma cantidad a que el Real Madrid ganaba todos sus paridos en casa, habrá perdido su cantidad inicial y el beneficio con el partido de Málaga. En tenis ocurre lo mismo. Las victorias de los favoritos se pagan por debajo de las posibilidades. Las victorias de Nadal, Federer o Djokovic contra rivales menores, cotizan entre el 1.01 y el 1.05. Sin embargo, ningún jugador en la historia del tenis ha jugado 100 partidos, y en una de las mejores temporadas que se recuerdan, Nole perdió 5. Un porcentaje superior.

Por eso, la mejor opción, no sólo es acertar el deporte, sino hacerlo a través del trading.

Apuestas futbol