Apuestas en directo, ventajas y desventajas

Las apuestas en directo o live suponen un gran reclamo para el apostador, el poder apostar mientras seguimos el desarrollo de un partido resulta muy atractivo, ya que se puede sacar provecho de determinadas situaciones, aunque hay que tener en cuenta que son un mercado que suele dejar bastantes beneficios para la Casas de apuestas, de ahí su constante intento por mejorarlas y potenciarlas.


Ventajas principales


- El corredor de apuestas tiene que ir variando las cuotas en función del desarrollo del partido, por lo que no tiene tantas herramientas a su disposición como cuando calcula las cuotas prepartido, dando lugar a equivocaciones ya sea por la Cuota colocada (mayor que la que debería ser) o porque tarde demasiado en variarla y podamos aprovechar un momento concReto del partido (break de un tenista, etc).


- El apostador tiene más información siguiendo el partido por tv, on line o radio que simplemente con la información prepartido que haya podido recolectar, por lo que sus apuestas estarán más analizadas con un mayor número de datos (un equipo domina, factor físico, meteorológico, etc).


Desventajas principales


- La sobreinformación en ocasiones puede resultar perjudicial. Por ejemplo, antes del partido hemos analizado y llegado a la conclusión de que Federer debe ganar a Nadal y apostamos por él.
Empieza el partido y notamos que a Federer le cuesta ganar los juegos con su servicio más que a Nadal por lo que apostamos por Nadal en directo. A los pocos minutos Federer se mete de lleno en el partido y termina ganando por lo que acabamos con pérdidas a pesar de que nuestro análisis inicial era correcto.

- La precipitación puede adueñarse del apostador ya que siguiendo un partido en directo no tenemos la misma capacidad analítica, provocando a menudo que hagamos apuestas que si las analizaremos antes del partido no haríamos. Esto es especialmente relevante cuando hablamos del dinero que dedicamos a cada apuesta ya que en directo es más sencillo que apostemos cantidades incorrectas que acabarán por crearnos un problema en nuestro banco.