Cómo apostar a fútbol de manera correcta?

Apostar en el fútbol, es como en cualquier otro deporte, la clave del éxito está en la especialización. Si queremos abarcar demasiados deportes será muy difícil que lleguemos a adquirir los conocimientos necesarios sobre cualquiera de ellos. Pero no sólo hemos de elegir el deporte. Si nos gusta el fútbol, no sólo deberemos seleccionar este deporte sino que también deberemos especializarnos en una liga o dos como máximo. Deberemos manejarnos con soltura con las características de la liga seleccionada. Por ejemplo, de todos es sabido que la media de empates en la serie A italiana es más alta que en el resto de países, o que la media de goles también es menor. Si estás en la liga española debes saber, entre otras muchas cosas, que Barcelona y Madrid se van a disputar la liga prácticamente cada año, etc.

Pero no solamente con especializarte en un deporte y liga será necesario, también deberás especializarte en un mercado en concreto de los muchos que ofrecen. Si por ejemplo te gusta el mercado de tarjetas a sacar durante un partido de fútbol, deberás estar familiarizado con los árbitros de la competición y su media de tarjetas por partido, etc. Pero no sólo eso, sino también con la competición en sí. Por ejemplo, de todos es sabido que la media de tarjetas en partidos de eliminatorias o de ámbito de clubes internacional, llamase UEFA Europa League o UEFA Champions League, es menor que la media de tarjetas del mismo árbitro en su competición casera de cada fin de semana. Sólo cuando lleguemos a cierto grado de especialización seremos capaces de detectar errores en las cuotas con facilidad. Podemos especializarnos en los partidos over/ under 2,5 goles por ejemplo y tratar de darle la vuelta a las casas de apuestas con informaciones que ellas no posean. Por ejemplo, la media de goles en un partido con viento suele ser menor que si no lo hay. A estadísticas difícilmente vamos a ganar a una casa de apuestas pero sí con informaciones de este tipo. Por lo tanto recordad, el primer paso para el éxito a la hora de apostar a fútbol es especializarse en una competición, dos a lo sumo, y además especializarse en un mercado en concreto.

Después de la especialización el siguiente paso es la búsqueda de información. Buscaremos toda la información que consideremos necesaria para nuestra competición y mercado en cuestión al que estamos especializados. Debemos enfocar todos nuestros esfuerzos en la misma dirección para no dispersarnos, por eso lo de concretar la información que buscamos. No obstante, a menudo nos encontraremos con que buscando información concreta útil para un mercado de apuestas en el que estamos especializados dicha información puede ser útil para otro mercado. Por ejemplo, si en un equipo hay un delantero clave y a nosotros nos gusta apostar en fútbol en el mercado de goleadores por él dependiendo de la cuota que ofrezcan, es posible que si nos enterásemos de que ese día ese delantero está lesionado la media de goles de ese equipo baje, por lo que a lo mejor nos interesa más apostar a que ese equipo no es capaz de meter x ó más goles. Otra búsqueda de información muy útil, en las que se le puede ganar la partida a las casas de apuestas, es la información de última hora.

Bono Bet365 2012

Si hay una noticia de la que la casa de apuestas aun no está al corriente, aun no habrá podido valorarla correctamente, con lo que las cuotas de la casa de apuestas estarán desactualizadas. Deberemos ser rápidos porque el dinero del resto de apostadores les pondrá en alarma a la propia casa de apuestas de que algo ocurre que ellos no saben, por lo que no tardarán en corregir sus cuotas. En las apuestas deportivas muchas veces la búsqueda de valúes se reduce a una carrera al acceso de información entre nosotros, el resto de apostadores y casas de apuestas. Deberemos tratar siempre de ir por delante.

El siguiente paso es el de la creación de nuestras propias cuotas en los partidos de fútbol. Cuando estemos lo suficientemente especializados en un mercado seremos capaces de dar nuestras propias cuotas a partir de la probabilidad de éxito que le otorguemos a un determinado suceso. Debemos siempre cuantificar las cuotas que pensamos que son las correctas por un evento antes de mirarlas, pues sino nuestro análisis estará viciado. Obviamente, sólo seremos capaces de lanzar cuotas correctamente cuando nuestro grado de especialización, experiencia e información del evento sea elevado.

El siguiente paso es el de la selección de la mejor cuota en los partidos de fútbol de entre las diferentes casas que nos ofrecen la misma apuesta. Está demostrado que muchas veces la diferencia entre ganar o perder dinero a largo plazo está en rascar esas décimas extra que nos paga de más una casa que otra.
Deberemos tener varias casas para actuar, apostando siempre en la que mayor cuota nos ofrezca por la misma apuesta. Ello conlleva dos posibles beneficios, según nos convenga: ganaremos más por la misma apuesta o bien podremos ganar lo mismo apostando / arriesgando menos dinero.

Usar los comparadores de cuotas tipo oddsportal para este propósito es fundamental.

Bono William Hill 2012

No hacer apuestas relacionadas y, si lo hacemos, reducir el stake ya que tenemos que tener en cuenta este motivo. Imaginad que hay un partido que vemos claro que va a quedar 0-0. No conformes con apostar en fútbol a resultado exacto, vemos valúe en diferentes mercados: under 1,5 goles, tal delantero no marca, apostar al empate, al empate a la media parte, …

Imaginad que hacemos un montón de pequeñas apuestas a cada uno de los mercados anteriores e imaginad después que el resultado final es 2- 2. Como todas las apuestas anteriores estaban relacionadas habremos puesto demasiados huevos en la misma cesta. Una de las premisas de la correcta gestión de nuestro banco de apuestas es diversificar el riesgo, apostar menos de un 5% en cada apuesta, etc. Aquí aunque hayamos apostado sólo un 2% por apuesta, como estaban todas relacionadas, el % apostado era mucho mayor en realidad.

Ver partidos de futbon online en vivo

Combinar valúes es otra cosa que no nos debe importar en apuestas no relacionadas, como por ejemplo combinar apuestas que consideramos con valúe de apostar en partidos de fútbol distintos, sobretodo si las apuestas son de cuotas bajas. Las apuestas combinadas por regla general suelen ir mal porque si no conocemos lo suficiente el mercado probablemente estemos seleccionando mal nuestras apuestas, haciendo que por cada apuesta seleccionada estemos pagando sin darnos cuenta una comisión a la casa de apuestas. Cuando seleccionamos diferentes apuestas con valúe y éste existe la cosa cambia, pues si la combinamos con otra apuesta con valúe a quienes se nos multiplican (en cierto modo, no es exactamente multiplicar) las ganancias es a nosotros.

Por motivos que superan la dificultad que queremos sobrepasar en este escrito, se puede argumentar matemáticamente que en ciertos sistemas de gestión de la banca como el criterio de Kelly, puede ser más rentable combinar valúes que hacer apuestas sencillas (siempre que tengamos cierta facilidad para encontrar estos valúes con frecuencia), al mismo tiempo que se puede observar que rara vez compensa hacer apuestas combinando más de 3 eventos distintos.