Apuestas Open Paris 2012

El Masters 1000 de París BNP Paribas será el último torneo de esta categoría, Masters 1000, que se va a disputar en el mundo del tenis y el que va a acabar de definir quiénes van a ser los 8 jugadores que van a disputar el Barclays ATP World Tour Finals de Londres, así que las apuestas estarán muy definidas por el interés de los jugadores implicados en esta pelea, así como la lucha por el número 1 del mundo.

Por primera vez desde el US Open se van a reunir en un mismo torneo Roger Federer, Novak Djkovic y Andy Murray. En primera instancia son los tres grandes favoritos a ganar el. Cualquier cosa que no sea la victoria de una de estas tres figuras sería una tremenda y las apuestas de ganador final del torneo deben de ir siempre orientadas en este sentido porque ningún jugador gana un Masters 1000 desde que hace dos años Robin Soderling se hizo con éste mismo torneo y, por entonces, hubieron muchas ausencias de los principales favoritos que ya preparaban la recta final de la temporada para la Copa de Maestros.

El primer Favorito es Novak Djokovic que, a falta de una debacle en Basilea, saldrá de Suiza como número 1 del mundo. En cualquier caso y antes de tomar cualquier decisión sería muy bueno ver los resultados y las evoluciones de todos durante esta semana entrante en Valencia y Basilea. Tras él debe de estar Roger Federer que lleva casi dos años sin perder un partido en la superficie en la que se disputará el torneo, dura indoor, y que atacará sus escasas opciones de acabar como número 1 al final del año.

registrate y apuesta por Novak Djokovic

A lo largo de todo el año se ha visto una gran diferencia de nivel entre estos tres jugadores, ganadores de Grand Slam y el resto. En este sentido, y a pesar del paso adelante que han dado Berdych, ganador del torneo en Estocolmo sobre Tsonga, Del Potro, que ha conseguido el título en Viena y el mismísimo finalista del año pasado, también en Estocolmo esta temporada, en Londres en la Copa de Maestros de Londres… y el jugador local que tendrá el favor de todo el público, Jo-Wilfred Tsonga.

Con todo, y para volver a retomar las posibilidades de ganar el torneo queda la situación de Andy Murray. El británico se retiro de Basilea aludiendo problemas de espalda, como lo hizo la temporada pasada. La sensación que queda con Murray es que puede rayar el mismo nivel que Federer o que Djokovic y mantener mejores balances contra cualquiera de ellos en el cara a cara, pero es incapaz de mantener la consistencia en la victoria, mantener el máximo nivel todos los torneos donde aparece. No es así. Es posible que Murray pueda jugar al mejor de sus niveles pero muy pocos torneos. En este sentido lo ha hecho, puntualmente, en Wimbledon, en los Juegos Olímpicos de Londres y en el US Open.

registrate y apuesta por Roger Federer

El resto de la temporada Murray no ha estado al nivel deseado. También anduvo bien en Shanghái, pero allí no pudo volver a tumbar al serbio. Fue superior a él durante la primera parte del partido pero no lo supo definir con más de 5 bolas de partido y acabó cediendo. La sensación que queda es que Murray querrá reservarse para el Masters que se juega en Londres, donde parece sentirse mucho más cómodo y podríamos pensar en su mejor versión.

Descartado en primera instancia de Murray, que es el hombre de moda, pero que estará mucho más centrado en la importancia que tiene para él la Copa de Maestros de Londres, la batalla por el título puede ser la misma que dilucidará quién acaba como número 1 del mundo: Djokovic contra Federer.

En pista cubierta indoor, Roger parte con algo de ventaja, pero de la misma manera que la administración del calendario del suizo le favoreció para estar en el mejor punto de forma a estas alturas de temporada el año pasado, parece que este año llega realmente fundido al final del año. Por este motivo cayó con estrépito ante Murray en Shanghái donde se le vio realmente por debajo del británico, como en los Juegos Olímpicos. Hay que recordar que Roger llegó a su punto álgido en Wimbledon, donde estuvo en su mejor momento. Desde entonces no se ha vuelto a encontrar. Mal en los Juegos Olímpicos donde llegó muy justo de fuerzas, primero a semifinales y tras la batalla con Del Potro, muerto a la final. Mal en el US Open, superado por Berdych y descansando hasta Shanghái, donde no pudo con el británico.

registrate con bet365 y recibe bono de bienvenida

En su territorio, donde se ha mostrado al mismo nivel o más que en hierba, la pista dura indoor. En este sentido, sabe, y parece completamente asumido, que tiene muchas dificultades hoy en día de ganar allá donde sus golpes no alcanzan con un tiro ganador, (tierra batida o pista dura outdoor), pero sigue siendo el mejor cuando el tenis se alcanza con su máxima expresión de efectividad y calidad, (las pistas más rápidas): Por ahí se puede ver el valor de sus cuotas como campeón.

De las alternativas, parece muy complicado ver a David Ferrer consiguiendo grandes logros en el Masters 1000 de París. No es su superficie y para el español parece que sólo hay un aliciente más este año, la Final de la Copa Davis de Praga.

En este sentido, la presencia de Berdych, sí puede y debe de inquietar a los grandes favoritos. El checo ha enlazado varios torneos al máximo nivel. Sabe que llega una parte de la temporada definitiva y es uno de los pocos donde se une su calidad, con el deseo de superarse día a día para cada vez estar más cerca de los tres hombres que le preceden, e incluso David Ferrer, para tratar de ser algo más que un comparsa. Un hombre verdaderamente muy peligroso para cualquier rival suyo en cuartos de final.

Como él, Tsonga parece muy regular y que será un jugador realmente duro de superar para cualquiera que sea su rival en cuartos de final.

registrate y apuesta por David Ferrer

Pocas sorpresas se prevén en este torneo, aunque Klizan, Seppi o Zemlja se han mostrado a un nivel muy alto estos últimos torneos y habrá muchos jugadores sin motivación alguna para jugar este torneo. Quien sí tendrá sus motivaciones por muchos motivos son Feliciano López, pendiente de saber si vuelve a participar en una final de Copa Davis o si le quita el puesto en el equipo a Nicolás Almagro, que llegará a París, no sólo con esta presión, si no con la intención de hacer algo notable para poder luchar por acabar como Top 10, algo realmente destacado para él. Como el mismo Almagro llegará Juan Mónaco. El argentino puede cerrar un año buenísimo.