Claves Apuestas Fútbol: Factores importantes al apostar

Factores importantes en las apuestas de fútbol

El fútbol es el deporte rey por excelencia, y en el mundo de las apuestas ocurre lo mismo. La inmensa mayoría de aficionados al deporte lo son del fútbol, y gran parte de las apuestas que se realizan tienen a este deporte como protagonista.

Vamos, por tanto, a comentar algunos puntos importantes que deben ser tenidos en cuenta a la hora de apostar a fútbol:

  • El factor X (empate) siempre está presente y puede ocurrir por mucha diferencia de nivel que haya entre los equipos. Es interesante para no fallar apuestas por culpa del empate, usar el handicap asiático en sus distintas modalidades.
  • Es muy importante conocer las bajas de cada equipo, especialmente cuando hablamos de conjuntos de segundo orden con plantillas cortas (si faltan varios titulares el equipo se resiente mucho).
  • Generalmente no conviene fiarse de las estadísticas en el mundo de las apuestas, pero en las competiciones ligueras, sí resulta interesante conocer los números de un equipo cuando juega como local o a domicilio, ya sea en nº de victorias/empates/derrotas, como en goles marcados/encajados, pues si hay una tendencia clara, es fácil que se repita.
  • La motivación es un factor muy importante. En competiciones menores como torneos de verano, amistosos e incluso en la Copa de la UEFA o la Copa del Rey, los equipos grandes no se esfuerzan tanto y son muy dados a sorpresas (recordar el Alcorcón- Real Madrid de Copa o el San Andreu - Barcelona en la Copa Cataluña).
  • Una jugada puntual de un partido como un penalty o una expulsión pueden provocar que el partido cambie de rumbo en cualquier momento. Esto debe tenerse siempre en cuenta y no dar por segura la victoria de ningún equipo aunque parezca clara.
  • Al apostar en directo durante un partido debemos tener presente que aunque un equipo domine, tenga la posesión y más oportunidades, no tiene por qué acabar ganando el partido obligatoriamente. Hay equipos cuyo estilo de juego es encerrarse atrás, darle la pelota al contrario y salir a la contra con velocidad. Los equipos de este tipo son muy peligrosos y dan lugar a sorpresas, especialmente jugando fuera de casa.
  • No caigamos en el error de pensar que un equipo que no ha empatado, antes o después lo hará y apliquemos una martingala a favor su próximo empate. Hay muchos casos conocidos de equipos con rachas de 20 o 30 partidos seguidos sin empatar.