Apuesta en los cuartos de final de Champions League: FC Barcelona - PSG

Fútbol Club Barcelona y París Saint Germain se juegan en el Camp Nou una plaza para las semifinales de la Champions League después del empate a dos en el Parque de los Príncipes, lo que deja al Barça con una ligera ventaja, que puede considerarse mucha, si vemos sus estadísticas de los últimos años cuando juega como equipo local, y más si vemos sus números en eliminatorias.

Es raro el año que no gana todos los partidos como local en este tipo de encuentros, pero, por ejemplo, el año pasado empató con una situación muy ventajosa contra el Chelseaa, (aunque por entonces venía con una situación mucho más adversa de Londres y tenía que ganar el partido de una forma cualificada y el empate a dos, lo marcó Torres en la última jugada del partido). Tampoco pudo ganarle al Real Madrid hace dos años, pero ya venía también el partido muy determinado por su victoria en el Santiago Bernabéu por 0-2.

Registrate y apuesta con Bet365 en los partidos de futbol

Con todos estos precedentes podríamos valorar que la victoria local es el resultado más probable, aunque el París Saint Germain será un rival muy peligroso y tiene muchas opciones de no perderen Barcelona. Para empezar, sigue siendo una incógnita la participación de Leo Messi ene l Barça.

La principal estrella del conjunto azulgrana es una garantía para el equipo catalán, pero su ausencia no es óbice para pensar que vayan a marcar de igual forma. Dejar a cero al Barça en el Camp Nou se ha convertido en toda una epopeya. Dificilísimo.

De tal manera que casi se da por descartada la opción de que, con Messi o sin Messi, el Barça no vaya a marcar. Sin embargo, también es muy frecuente que marque el equipo rival. El AC Milan fue el primero de una larga lista de equipos que no le marcaban al Barça después de 13 partidos consecutivos encajando goles, pero es verdad que después el equipo de Tito Vilanova y Roura ha regularizado la situación.

El último precedente es la victoria fácil de los azulgranas 5-0 contra el Mallorca, pero obviamente no se puede comparar al colista de la Liga BBVA con todo un cuarto finalista de la Champions y líder indiscutible de la Ligue 1.

Apuesta en los partidos de Champions League con bwin y recibe tu bono de bienvenida

El PSG se ha mostrado como un equipo especialmente peligroso fuera de casa y con una altísima posibilidad de hacer goles. Es difícil, además, por la necesidad del propio equipo francés, que el partido se quede reducido a un margen corto de goles. Lo más probable es que veamos un partido atractivo y con muchos tantos. La baja de Messi puede ser temida como un arma de doble filo.

El Barça baraja cuatro opciones para su vanguardia: Pedro, que llega justo a tiempo tras recuperarse de la lesión que sufrió precisamente en París pero con la Selección Española de fútbol, donde además fue el protagonista del partido con su gol, que valió para la victoria española en Saint Denis.

Y junto al canario, (que si está completamente recuperado), tendrá un hueco seguro en el once titular, la presencia de Alexis, Villa y Cesc, le dan al Barça muchísimo poder ofensivo. Cesc hizo tres goles en el último partido contra el Mallorca reivindicando el puesto de Messi, como un delantero centro con muchos recursos y aptitudes tácticas para desempeñar exactamente la misma misión que el argentino.

Villa, por su parte, es el que parece menos acertado de cara a gol de todos ellos y el hombre menos en forma, pero hay que contar siempre con su habilidad para marcar en los partidos más importantes.

Registrate con William Hill y recibe tu bono de bienvenida para empezar a apostar en el partido FC Barcelona vs PSG

Y para finalizar, la presencia de Alexis parece darle también nuevos bríos al equipo ahora que ha podido jugar un par de partidos como extremo en la derecha. Con llegada, presencia y gol. La victoria del Barça no se puede encontrar ni en cotizaciones superiores a 1.4. Es muy baja la cotización, pero la necesidad el PSG de marcar, abrirá más opciones al equipo local y es verdad que, aún a pesar de ser una Cuota muy baja, invita a mirar hacia ella con respeto, pero con optimismo.

La victoria del PSG en Barcelona, (el único resultado que le da la clasificación directa, además de empates improbables a 3 o a 4), cotiza a 9.00. Una cuota muy alta, pero que parece muy complicado que se pueda dar.

El Barça llegará con bajas en todas sus líneas y Ancelotti podrá alinear, prácticamente a su mejor once sin bajas notables. Pero el resultado de la ida lo deja muy expuesto. En cualquier caso también hay muchos escenarios que abren una gran posibilidad de hacer 'trading', especulando con el posible pase de los franceses.

Una de las mejores estrategias que se puede seguir es la de apostar a la clasificación de los franceses. Partiendo desde un Stake bajo, pero con el manejo de una situación que es muy real y que puede producirnos grandes beneficios.Miapuesta te da 100 euros para empezar a apostar en el partido PSG - FC Barcelona

Es decir; un gol del PSG en cualquier momento del partido abre la eliminatoria muchísimo y volvemos sobre la teoría real de que el Barça es un equipo bastante vulnerable defensivamente. A su debilidad defensiva hay que unir las aptitudes de un equipo con recursos técnicos en las botas de Pastore, con recursos de fuerza y juego aéreo, (además de sus virtudes técnicas), en la figura de Ibrahimovic y con velocidad y definición en Lucas Moura y Lavezzi.

En definitiva, un equipo que parece complicadísimo que se quede sin marcar. Además, atacará a una defensa muy novedosa, y puede que con dos jugadores con muy poca experiencia en Champions, (prácticamente sólo con minutos residuales), como Marc Bartra y Montoya.

El 0-1, además dejaría no sólo la eliminatoria abierta si no que sería una amenaza realmente brutal a las posibilidades de clasificación del Barça. La clasificación del PSG se puede encontrar entre 6.5 y 7. Y esto nos abre una gran variedad de recursos de cara a poder jugar después ante las nuevas situaciones que nos presente el partido.

Es difícil que gane el PSG, pero que marque un gol parece relativamente sencillo y la opción de que sea el primero en marcar es más que probable.