En qué queda la Nueva Ley del Juego

El pasado jueves, día 12 de mayo de 2011, se aprobó de manera definitiva la nueva Ley del Juego por parte del Pleno del Congreso de los Diputados. Esta Ley de Regulación del Juego (LRJ) ha estado envuelta en especulaciones sobre sus contenidos y ha venido acompañada de debates y polémicas entre los sectores implicados -tal y como hemos ido viendo en WebApuestas-, pero al final se ha tramitado de urgencia y se ha aprobado de manera unánime junto a 100 enmiendas presentadas en el Senado.

La pregunta ahora es: ¿en qué ha quedado la LRJ? La respuesta es que hay pocas novedades con respecto al borrador que se presentó a la Cámara Alta. La mayoría de enmiendas que se han incorporado a la nueva ley están relacionadas con las garantías a los consumidores y protección de los colectivos sensibles a los efectos negativos del juego online. Aún así, recopilamos algunos de los aspectos que se tratan en la LRJ:

  • Además de la ya famosa Comisión Nacional del Juego, que tiene como misión la supervisión a los operadores de apuestas y concesión de licencias, se prevé también la creación del Consejo de Políticas del Juego, un órgano colegiado para asegurar la participación de las Comunidades Autónomas en lo que se refiere a la normativa del juego online y a las posibles sanciones a los operadores.
  • Exigencias a los operadores: elaborar medidas que minimicen los efectos perjudiciales de las apuestas online, atender a grupos de riesgo y advertir de que el juego online está prohibido a algunos sectores de la población como los menores; promocionar actitudes de juego 'moderado, no compulsivo y responsable'; impulsar acciones preventivas que promuevan una buena práctica del juego; no conceder ningún tipo de préstamo o asistencia financiera de cualquier tipo a quienes deseen participar en los juegos online.
  • Se confirma la obligación de utilizar el dominio .es para las empresas de juego online que operen en España y el periodo transitorio para que los operadores regulen su situación. Tienen de fecha hasta el 1 de Enero de 2012 para ajustar a la legalidad su situación y la de sus actividades promocionales o publicitarias. No se recoge, sin embargo, ninguna sanción a los medios de comunicación que publiciten casas de apuestas que sean ilegales (este era uno de los puntos que había levantado ampollas, haciendo incluso que algunos medios hablasen ya de despedir a empleados para poder cubrir las sanciones).
  • En cuanto a los impuestos, se confirma también que lo recaudado se destinará de manera íntegra a las Comunidades Autónomas, a excepción de lo tributado por las apuestas mútuas (quinielas) que irá a parar a las arcas del Estado. No se concreta mucho más, salvo que los operadores deben estar al corriente del pago de sus obligaciones fiscales para poder optar a una licencia. Este es otro punto polémico, puesto que los empresarios del juego tradicional reclamaban a los nuevos operadores de apuestas online que pagasen impuestos por los años en los  que habían operado al margen de la ley. Sin embargo, esto, aunque no se menciona nada al respecto en la LRJ, no parece que vaya a ser posible: según el artículo 10.2 de la Ley General Tributaria (Ley 58/2003), 'las normas tributarias no tendrán efecto retroactivo' y en todo caso los operadores deberán 'estar al corriente del pago de sus obligaciones fiscales' a partir de la entrada en vigor de la nueva Ley.

La urgencia con la que se ha tramitado la LRJ se plasma en la falta de concreción de la misma. Muchas buenas intenciones y la misión principal cumplida: regular el emergente y lucrativo mercado del juego online. Sin embargo, aún faltan por definir las condiciones de tributación de las empresas, por saber qué se les va a exigir para que puedan operar o cuáles van a ser los criterios de concesión de licencias.

La nueva Ley de Regulación del Juego entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el BOE, será entonces cuando empiecen a despejarse los interrogantes. En cualquier caso, antes del 1 de Enero del próximo año, esperamos saber más...