Nuevo escándalo de apuestas ilegales: el Calcioscomesse

Aún a riesgo de repetirnos, la actualidad manda y, por ello, en WebApuestas tenemos que volver a hacernos cargo de un caso de amaño de apuestas deportivas. Curiosamente, nuestra sección de Actualidad Apuestas se mueve últimamente entre la legalidad y la ilegalidad: entre la reciente puesta en vigor de la nueva Ley del Juego y los múltiples casos de apuestas ilegales o partidos amañados. 

En el caso que estalló ayer y que se ha ido desarrollando a lo largo de hoy, la magnitud del escándalo es tal, que los italianos lo han bautizado como 'Calcioscomesse'; como si fútbol (calcio) y apuesta (scomesse) fueran ya la misma palabra. Un caso que recuerda al de la Juventus -que también recordábamos hace poco en WebApuestas como paradigma de los amaños en el fútbol- por la cantidad de implicados y la presencia de nombres conocidos entre ellos. La novedad y, por qué no confesarlo, el morboso atractivo de este último 'calcioscomesse' es que han utilizado métodos para los amaños y se han descubierto consecuencias de algún fracaso al intentar amañar un partido que ponen los pelos de punta.

Hay unas 30 personas implicadas de las que ayer se detuvo a 16, entre ellos el ex-delantero y tres veces pichichi de la Serie A, Giuseppe Signori. El ex-futbolista, igual que ocurría con el tenista Daniel Köellerer, no ocultaba su pasión por las apuestas deportivas. Sin embargo, esta afición le ha convertido en el ojo del huracán de este nuevo caso de apuestas ilegales, aunque en realidad la ilegalidad no está en las apuestas sino en el amaño de partidos. Las detenciones se han producido por todo el territorio italiano, en doce localidades diferentes, y afecta a la Serie B italiana, a la Lega Pro (tercera división) e incluso a un partido de Serie A, el Inter-Lecce que al final resultó ser el encuentro que no se pudo amañar. 

Signori ha sido interrogado en Bolonia esta mañana durante dos horas pero según él y sus abogados es completamente inocente, sólo ha tenido la mala fortuna de conocer a dos de los implicados en la trama. Sin embargo, parece que su nombre o al menos la manera utilizada para referirse a él ('el que marcó 200 goles en la Serie A') aparece en algunas de las escuchas interceptadas a algunos de los acusados. 

Es aquí donde entra la parte sacada de la saga de 'El Padrino': en algunas conversaciones telefónicas se manifiestan amenzadas de muerte explícitas a Marco Paoloni, portero del Benevento (Lega Pro) que tenía que haberse dejado marcar unos goles en uno de los partidos amañados pero no lo hizo (o no lo pudo hacer). Además -y esto más que de una película sobre la mafia parece de risa directamente- parece que en uno de los encuentros de tercera división, se llegó a poner calmantes en las bebidas de los jugadores del Cremonese, y no sólo cinco jugadores acabaron en enfermería sino que hasta el masajista tuvo que ser atendido.

En definitiva, un nuevo caso que perjudica sobre todo a los apostantes 'de a pie' porque si se investigan todos los partidos implicados, las casas de apuestas pueden solicitar incluso la devolución de ganancias ante la posibilidad de determinar quien sabía del amaño y quien no. 

Este mismo mes la FIFA anunciaba una inversión de 29 millones de dólares para luchar contra la corrupción y los amaños de partidos, manifestaba entonces que las apuestas ilegales mueven 90.000 millones de dólares al año. La Comisión Europea, cuerpo ejecutivo de la Unión Europea, lanzará un estudio para vigilar qué hace cada país miembro para luchar contra las prácticas anti-deportivas. En este aspecto, España va a quedar muy bien justo por los pelos: la Comisión Nacional del Juego, cuya creación se recoge en la Ley del Juego que se ha puesto en vigor recientemente, se encargará precisamente de controlar y sancionar las apuestas ilegales. Será interesante ver si su puesta en marcha resulta en escándalos patrios a imagen y semejanza de los italianos.