La Ley del Juego Aprobada en la Cámara Baja

El pasado martes día 12 de Abril del 2011, la Comisión de Economía y Hacienda de la Cámara Baja aprobó con el voto a favor de todos los partidos, excepto el PP que se abstuvo, la nueva Ley del Juego: la mayor regulación de los juegos de azar y apuestas desde que se despenalizaran en 1977. La novedad más grande de este texto es que incluye el ordenamiento del juego online para sacarlo del limbo legal en el que se encontraba hasta ahora.

Se han aprobado algo más de veinte enmiendas de las 169 que se habían presentado y ahora el siguiente paso es pasar la Ley directamente al Senado para que la Cámara Alta dé el visto bueno definitivo. Se prevé que este trámite se realice de urgencia, por lo que la nueva Ley podría estar lista para principios del verano.

La nueva Ley del Juego no parece afectar a los jugadores o apostantes más que en el apartado de la protección, de la vigilancia para proteger a los menores de edad o a jugadores en rehabilitación. La cuestión será ver cómo reaccionan las casas de apuestas y si esta reacción repercute en los jugadores.

A la espera de que se publique el texto final de la Ley del Juego, en WebApuestas hacemos un repaso a los aspectos más destacados de la misma:

  • Los impuestos generados por la industria del juego se destinarán a las autonomías, excepto los de las apuestas deportivas mútuas (ej. quinielas) que irán a las arcas del Estado.
  • La concesión de licencias ya no se realizará por concurso público ni quedará limitada a cinco como se preveía sino que se espera un sistema más abierto de autorizaciones administrativas por el que, si el operador cumple con los requisitos legales exigidos, ya podría conseguir una licencia.
  • Se prevé que una parte del retorno de las apuestas deportivas vaya destinada al propio deporte, aunque no se ha determinado ni cómo ni cuánto.
  • Se creará una Comisión Nacional del Juego que establezca mecanismos de regulación y control del juego tanto online como presencial, y que a su vez creará un Consejo de Políticas del Juego encargado de velar por la seguridad de las operaciones de juego, de proteger a menores o personas que no puedan jugar o apostar, o de evitar el fraude a través del juego.
  • Se establecerá un periodo transitorio, que se espera de unos seis meses, para que las casas de apuestas online que ya están operando en España regulen su situación y obtengan una licencia. En principio durante esta transición no podrían ofrecer sus servicios porque no serían legales, aunque sí mantendrían sus contratos de patrocinio y publicidad (aquellos que los hubieran firmado antes del 1 de Enero del 2011) hasta la concesión de la licencia. Desde el PSOE se asegura que se estudiará la forma de que los operadores actuales no tengan que parar sus servicios mientras se realiza el trámite de legalización de la casa de apuestas pero no se ha concretado nada.
  • Todos los operadores que deseen ejercer en el mercado español, deberán estar registrados en España y contar con una licencia. Para facilitar la supervisión por parte de las autoridades españolas de los operadores de juego online, las páginas tendrán que utilizar el dominio .es

En general, las reacciones ante la aprobación de la Ley de los distintos sectores implicados son positivas en cuanto a que se regula por fin una situación que, en realidad, no beneficiaba a nadie. Una situación, la del juego online, que era imposible evitar por más tiempo. 400.000 personas en España son jugadores o apostantes en Internet, lo que convierte al negocio de las apuestas deportivas o a los juegos online en general en un caramelo demasiado dulce como para que las Administraciones lo ignorasen por más tiempo.