Estrategias para apostar en vivo en los torneos de tenis

Apostar en vivo en los partidos de tenis es una de las mejores estrategias que se pueden adoptar para tratar de ganar dinero con las apuestas deportivas online dado que la mayoría de grandes cuotas que te ofrecen las casas de apuestas puedes contrastarlas con las opciones de que acaben produciéndose a través del seguimiento en vivo de los partidos.

Hay varias estrategias para apostar en tenis, el tenis en particular, es uno de los deportes donde se producen más variaciones de cuotas porque hay muchos altos y bajos y un break, (una rotura sobre el servicio de un rival) ofrece muchas posibilidades de ganar un determinado set y con un set en la mayoría de los partidos tienes el 50% del objetivo hacia la victoria.

Con muchas casas, los mercados de ganador del partido y ganador del set están abiertos prácticamente durante todo el partido y esto significa que vas a poder apostar en los partidos de tenis en todo momento. Pero, además, tienes la oportunidad de ver los partidos en directo y simultáneamente al momento en el que puedes hacer tus apuestas.

En este sentido hay varias casas de apuestas que operan en España que están claramente definidas para que se juegue en directo por las prestaciones que nos ofrece sus software. Esto significa que en la mayoría de torneos vamos poder ver los partidos más importantes en directo a través del 'livestream' de las casas de apuestas y, a partir de nuestro conocimiento de los jugadores, de cómo reaccionan ante determinadas situaciones y de cómo están jugando tendremos que valorar si tiene o no tiene valor la cuota que se nos está ofreciendo.

Las principales casas para apostar en directo a los partidos de tenis son: Bet365.es, Bwin.es, lbapuestas.es, betfair.es y williamhill.es. Todas ellas nos abren los mercados de los partidos en directo, aunque algunas de ellas destacan sobre otras por las condiciones que nos ofrecen. En principio, las pantallas que nos ofrecen mejores opciones para poder ver los partidos en directo son Bet365, Bwin y Berfair.

Son muy rápidas en el proceso de validación de nuestra selección de picks y pagan rapidísimamente nuestros aciertos. En cuanto a las estrategias a seguir para poder ganar en las apuestas al tenis en directo hay muchas, pero casi todo se centra en la capacidad de análisis y la frialdad del jugador. De hecho, hay más reglas y estrategias que sugieren no hacer determinadas acciones que reglas que sugieren.

Registrate con Betfair y recibe tu bono de bienvenida para empazar a apostar en los partidos de tenis

Vamos a repasar algunas. El valor de las cuotas suele venir determinado por los picos y los puntos de inflexión de los mismos. Estos picos los determinan lo breaks. Si estás viendo un partido de tenis en directo y eres capaz de prever un buen estado de un tenista o un mal estado de otro, tienes que apostar por tu favorito, (no por EL FAVORITO), sino por tu favorito, antes de que éste tome una ventaja importante: un break.

Una vez, un jugador haya hecho un break, sólo pueden ocurrir dos cosas. Una, que confirme su rotura de servicio al rival, afiance su ventaja, la consolide y acabe ganando... o que el rival, incentivado por la necesidad de remontar, juegue mejor y recupere la desventaja en la que se ha quedado con un break a continuación. ¿Cuántas veces y en cuántos partidos un jugador que ha cedido un primer break acaba remontando?

Pues muchas más de las que nos ofrece el valor de la apuesta por quien ha conseguido la primera ventaja. En definitiva, lo que queremos decir es que la cuota del favorito a ganador de un set, cuando acaba de coger ventaja gracias a una rotura de servicio, casi siempre es mala.

Apuesta en los partidos de tenis con Bet365 y recibe tu bono de 100 euros

Es decir, está devaluada. Los estudios que tienen las casas de apuesta es de que en este partido concreto, con estos jugadores concretos, la situación de una ventaja a favor de este tenista determina, (pongamos un ejemplo), un 70% de opciones de victoria en el set. Pues es seguro que la apuesta no se va a pagar a más de 1.15 o 1.20 a que gana la manga. Y eso quiere decir, sencillamente, que es una apuesta sin valor.

Lo explicamos con algunos ejemplos prácticos. Si un jugador que es favorito en el arranque de partido y tiene una cuota de 1.4, arranca el primer set con un break, (supongamos un marcador de *3-2), la cuota a ganador del partido se habrá puesto por debajo de 1.2, (eso seguro), y la de ganador del set que normalmente estaría al principio sobre 1.5, descendería a 1.15 ó 1.18. Esa cuota ya no tiene sentido comprarla.

Si no has sido capaz de comprar la cuota antes del break, con un valor similar al 1.5, ahora no es el momento. Ya tiene la ventaja, es verdad, pero un break del rival nos dejaría en una situación límite. Con más juegos jugados y el set igualado, la cuota se proyectaría por encima de 1.6 ó incluso a 1.7, y nosotros en ese momento tendríamos comprado un valor de 1.18.

Registrate con Bwin para empezar a apostar en directo en los partidos de tenis

Así pues, primera regla: NO debes comprar cuotas en la tendencia de quien acaba de tomar ventaja. Si crees que realmente acabará ganando el set, déjalo correr. Para una inversión que hagas que te va reportar un beneficio del 15 %, una de cada 6 ó de cada 7 veces, lo perderás y no habrás ganado suficiente con el beneficio generado como para pagar el fallo.

Es fácil. Si has invertido 100 euros a que ganara el favorito a 1.15, vas a necesitar acertar 7 veces esa cuota para que, el día que la pierdas, pagar el fallo. Recuerda que cuando ganas una apuesta de tenis a 1.15 no ganas 115 euros. Ganar, ganas 15. Las cuotas que suelen dar beneficios son exactamente las contrarias, cuando un jugador que es mejor que el otro, va por detrás en el marcador y por las circunstancias que conozcamos o las estadísticas que lo avalen, va a ser capaz de remontar.

Ahí están las cuotas con valor y esas son las cuotas altas en tenis que tenemos que buscar. Puesto en otro ejemplo, ese jugador que partía como claro favorito, pero que pierde el primer set o que se pone por detrás con un break.