Cómo hacer apuestas con hándicap asiático

Dentro de las apuestas de fútbol, una de las opciones que está ganando mucha popularidad en los últimos tiempos son aquellas que se hacen con hándicap, y dentro de ellas, las apuestas con hándicap asiático.

¿En qué consiste exactamente? Es parecida a la apuesta con hándicap europeo pero con una particularidad, en la asiática se elimina la posibilidad de empates. Si siempre os habéis sentido atraídos por la idea de adentraros en este tipo de mercado, una vez leáis este artículo sabréis exactamente cómo hacer una apuesta con hándicap asiático y entenderéis perfectamente su funcionamiento.

Una apuesta con hándicap, para aquél que no lo sepa, pasa por otorgar una ventaja o una desventaja a cualquiera de los dos equipos. Por ejemplo, si apostamos a Real Madrid (-2), significa que le estamos dando una diferencia de menos 2 goles al conjunto blanco. Si hemos apostado a su victoria, el Madrid necesitará ganar por más de 2 goles de diferencia. Si hemos apostado a su empate, deberán ganar exactamente por una diferencia de 2 goles.

Pero las apuestas con hándicap asiático, como decimos, eliminan la opción del empate, por lo que el resultado se reduce a dos posibilidades: el equipo local gana o el equipo visitante gana. Con este tipo de apuesta se pueden aplicar distintas estrategias de apuestas de fútbol.

Para saber cómo hacer una apuesta con hándicap asiático, es importante que sepas que existen varios tipos de hándicaps, cada uno con un nivel distinto de complejidad. Las apuestas de fútbol con hándicap asiático de medio gol (+/-0.5, 1.5...) son las más comunes por su sencillez. También existen las apuestas de hándicap asiático de gol entero (+/-1, 2...) y las de hándicap mixto (+/-0.25, +/-0.75, +/-1.25...). Os vamos a poner un ejemplo de las tres, para que las entendáis a la perfección y para que perfeccionéis así vuestras estrategias en apuestas de fútbol, añadiendo nuevas variantes a vuestras apuestas.

- Hándicap de medio gol (-0.5, +0.5...)

En un partido Real Madrid - Espanyol, si apuestas al Real Madrid -0.5, siempre que el Madrid gane su partido (sea cual sea la diferencia de goles), ganarás tu apuesta. Si el Espanyol empata o gana, habremos perdido la apuesta.

Sin embargo, si apostamos al Espanyol +0.5 nos podremos beneficiar de dos posibles resultados ya que tanto si empatan como si ganan, ganaremos la apuesta. Sólo si el Madrid gana, perderíamos.

Hándicap de gol entero (-1, +1...)

Funciona exactamente igual que el anterior, sólo que en esta ocasión le estamos dando al equipo más débil un número entero de goles como ventaja inicial y al favorito, una desventaja equivalente. En el caso del mismo partido anterior, si apostamos a Espanyol +1, le estamos dando un gol de ventaja al conjunto blanquiazul. Si el Espanyol gana o empata, habrás ganado tu apuesta ya que le estás dando un gol de ventaja. Si es el Madrid quien gana por más de un gol, habrás perdido pero si el equipo merengue gana justo por una diferencia de un gol, la apuesta quedará como no válida ya que se habrá producido un empate en el resultado de la apuesta y se te reembolsará el dinero que hayas apostado.

Hándicap mixto (o dividido y de cuartos +0.25, -0.25, +0.75, -0.75...)

Éste es el más complicado de entender de los tres pero te garantiza poder dividir tu apuesta para asegurar ganancias. Consiste en la combinación de dos hándicaps asiáticos puros. Por ejemplo, el +0.25 junta el +0 y el +0.5; el +0.75 junta el +0.5 y el +1; etc. Es por tanto, la media de los dos valores elegidos.

¿Cómo funciona? En el ejemplo anterior, imagina que apuestas al Espanyol +0.5. La cantidad que apuestes se dividirá en dos partes iguales, una al Espanyol +0 y otra al Espanyol +0.5. Si el Espanyol gana, ganarás tu apuesta.

Si empata, te devolverán la parte correspondiente al +0 (recuerda que en el hándicap asiático se eliminan los empates) y ganarás aquella que apostaste al +0.5.

Imagina que decides apostar por Real Madrid -0.25, estarías apostando al Real Madrid +0 y al Real Madrid -0.5. Si el Espanyol gana, perderías tu apuesta. Si empatan el partido, te devolverán la parte correspondiente al +0 y perderías la que apostaste al -0.5. Si el Madrid gana, ganarás tus apuestas. Conforme mayores sean los hándicaps (+/-0.75, +/-1.25...), mayores serán las cuotas ya que la diferencia de goles para ganarla será mayor y por tanto, menos probable.

Es cuestión de ir mirando las cuotas para los distintos hándicaps asiáticos de cada partido y apostar por aquellas que nos parezcan atractivas, habiendo analizado previamente el encuentro entre los dos equipos y comprobado que el hándicap asiático elegido podría darse. De lo que no cabe ninguna duda es que este tipo de apuesta da pie a poder jugar con multitud de estrategias en las apuestas de fútbol, que nos ayudará a añadir emoción a los partidos que vemos.