Virtudes que debe de tener un trader profesional

En esta entrada vamos a hablar de las virtudes que debe de tener un trader profesional para triunfar en el mercado. Si no leíste la primera, orientada a saber más sobre la figura del trader, te invito a que antes de seguir con ésta le eches un vistazo.

También puedes visitar el foro de apuestas deportivas para seguir nuestro curso formativo de trading deportivo, actualizado semanalmente, y tener todas las entradas a mano.

Más que preguntarnos qué tiene que tener un trader, deberíamos enfocar la entrada a qué debemos de mejorar nosotros para poder convertirnos en ese trader. El mundo de las inversiones tienen un denominador común que todas comparten: el dinero (el que queremos ganar) está ahí. Vemos las cifras en la pantalla, vemos como otro tipo se lleva los beneficios y nosotros no elegimos la operación correcta. El dinero está al alcance de nuestra mano, pero no podemos tocarlo. Y esta percepción de que el dinero está ahí, junto a nuestra sensación de que estamos haciendo las cosas bien y que con un poco más de suerte conseguiríamos ganar, choca con el balance de nuestra cuenta en Betfair, donde si miramos el histórico, vemos más operaciones negativas que positivas. O al 50%, pero las operaciones perdedoras arrojan más pérdidas que beneficio las ganadoras.

¿A qué nos lleva ésto? A buscar el cambio. Hay varias reacciones típicas del trader cuando el resultado no está siendo el que él espera, y en nuestra mente tenemos que si algo es bueno, debe de dar resultados desde el principio. Por lo tanto, si no los da, se cambia.

Entre los cambios más habituales está cambiar de mercado, deporte, o cambiar de sistema de trading. Cambiar aquello que pensamos que no está funcionando. Si no estamos ganando con el fútbol a ganador de partido, pasamos a los goles, sino nos cambiamos al tenis, y con todos estos cambios variamos nuestro sistema, porque no se opera igual en un deporte que en otro.

A veces no cambiamos esos puntos, pero sí cambiamos nuestro plan de trading. Entramos de forma precipitada al mercado, entramos en partidos en los que los equipos no se juegan demasiado, salimos de la operación a la mínima que podamos obtener beneficios o, en otros casos, para intentar recuperar las pérdidas, alargamos el stop-win.

Betfair Exchange apuestas

Y en la mayoría de ocasiones ésta es una búsqueda inocua. Porque el verdadero error no está ni en el mercado, ni muchas veces en el sistema, ni en el deporte. El error está en nosotros mismos. Si nosotros diseñamos un sistema, o adquirimos un sistema el cual preparamos para poner las probabilidades a nuestro favor, para ganar a largo plazo, no podemos determinar si es válido o no después de unos pocos partidos. Hemos de darle continuidad a la Estrategia. Si cambiamos estrategia, mercado o deporte en un lapso corto de tiempo, el error es nuestro.

Y, es cierto, cuesta hacer autocrítica, pero es obligación del trader conocer que se gana a largo plazo, que aquí es inútil ser resultadista, porque trabajamos con probabilidades, y a corto plazo existe una fuerte aleatoriedad en el deporte. Nos aferramos a esa sensación de poder, de control, de predecir lo que va a pasar, pero en realidad nadie sabe qué es lo que va a suceder, no existe nada seguro, no hay motivo para asignar más Stake del debido a un determinado encuentro. Es por eso por lo que debemos reeducar nuestros pensamientos.

Dejar de lado el querer tener bajo control los partidos, y aceptar que estamos ante escenarios en los que todo puede pasar a corto plazo, pero donde a largo plazo nosotros, desde las sombras, tenemos ese poder de ganarle al mercado. De eso es de lo que hablamos, de ser sólidos a largo plazo.

¿Y, mientras tanto? ¿Qué hacer? Simplemente, ejecutar. Seguir nuestro sistema, aplicarlo.

Aplicar una estrategia tal como la leemos o nos la cuentan, es relativamente sencillo. Lo difícil aquí es no salirnos de ella pese a no obtener los resultados cortoplacistas que tanto nos gustan.

Betfair Exchange

Existe, además, un condicionante claro, y es que cuando estamos viendo un partido sin apostar y pensamos aquello de 'yo aquí entraría' es muy sencillo, porque no tenemos la presión del mercado (el mercado cambia, las líneas se mueven, a veces retroceden..) por ello es tan diferente operar de cabeza a estar arriesgando tu dinero.

Normalmente, los traders que se saltan los planes de trading establecidos y se saltan el método de ejecución de las estrategias, en realidad saben qué es lo que tienen que hacer.

Pero no pueden controlarlo. Es un poco la paradoja de lo que comentaba anteriormente: queremos tener bajo control algo sin poder controlarnos a nosotros mismos. O yendo más allá, quizá queremos proyectar ese descontrol propio intentando controlar algo ajeno.

Es un poco como la eterna auto-promesa de adelgazar. Uno sabe qué es lo que tiene que hacer, sabe cómo hacerlo, pero los beneficios de comer a corto plazo pueden más que el objetivo de adelgazar a largo plazo. Por el mismo motivo que las personas buscan dietas milagrosas de 1 mes (porque saben que no van a poder aguantar 6 meses de rutinas) los apostantes buscan gurús que les den resultados inmediatos. Compran sistemas de trading, si hablamos en el plano bursátil, que aseguran ganancias desde el primer momento. A la gente le gusta ilusionarse y buscar la conocida 'gallina de los huevos de oro'. Como dije: hay que reeducar la mente. En tu vida cotidiana (y de esto hablaremos en otro artículo más extensamente) puedes ser el tipo más exitoso del mundo, pero en el trading y dentro del mercado no eres nadie.

Apuestas deportivas

Y así es el mercado para todos. Para el que quiere recuperar las pérdidas, para el que perdió una operación y ahora tiene miedo de volver a perder. Para el que ganó y se vino arriba. Para el que se pasó 4h delante de la pantalla, aún no gano nada, y necesita entrar en algo. El mercado se los lleva a todos por delante, sin discriminar. Ganar en el trading es la supervivencia día a día. Conservar el capital para seguir poniendo la ventaja a largo plazo a nuestro favor.