El negocio de las apuestas

En los últimos tiempos los éxitos de deportistas, atletas o equipos españoles en el panorama internacional han provocado un auge en mundo de las apuestas deportivas. Los Rafael Nadal, Fernando Alonso, Pau Gasol, Real Madrid, FC Barcelona, Sevilla FC y un largo etcétera han provocado el interés de mucho aficionados por creer una gran oportunidad el ir a favor de sus ídolos en el ámbito de las apuestas online, una ganancia casi segura.

España, país de menos tradición en este mundo de las apuestas deportivas, ha visto relegada su costumbre de ocio en los juegos de azar, como lotería, bingo, máquinas tragaperras, incluso la tradicional quiniela, a favor de las apuestas. Han empezado a proliferar gracias a los establecimientos físicos a los que puede acudir cualquier usuario para realizar sus apuestas y luego gracias a Internet, la más fácil y accesible manera que resulta para apostar.

Y es que todo son facilidades lo que ofrecen las casas de apuestas para llegar a más usuarios. Un ordenador, una tablet o un smartphone es más que suficiente para poder registrarte como usuario en cualquiera de las muchas empresas que se dedican al mundo de las apuestas online, las BOOKIES en inglés.

Su intención llegar a cuantas más personas mejor, por lo que facilitar su acceso desde cualquier plataforma es fundamental. Con el continuo desarrollo tecnológico han ido apareciendo métodos y herramientas que les ha proporcionado instrumentos mucho más ágiles, sencillos y a la vez seguros de gestionar todo un abanico de opciones para satisfacer las necesidades de los clientes que a su vez tienen más posibilidades de acceso con un mayor grado de comodidad y confort, algo peligroso desde el punto de vista de la adicción y que, como clientes, debemos de controlar y ser responsables en todo momento.

Multitud de mercados en un sinfín de deportes las 24 horas del día, un incansable y continuo flujo de encuentros de todo el mundo que hacen las delicias de cualquier aficionado o profesional de las apuestas deportivas. Y a un solo click de ratón.

¿Cómo funciona el negocio de las casas de apuestas online?

Como empresas que son, su objetivo final es el de todo negocio, buscar la mayor rentabilidad y con ello aumentar los beneficios, o sea ganar más dinero. Para ello las bookies gestionan su negocio de la siguiente manera: para cada apuesta la casa asigna una cuota a cada una de los posibles resultados u opciones, siendo este el coeficiente que se aplicaría a nuestra ganancia, el premio que obtendríamos de ser ganadora nuestra elección.

Esa cuota marcada por la bookie lleva aparejada una ganancia o beneficio con la que ya cuenta la empresa y que por lo tanto hace disminuir el valor de la misma. En ese momento es el apostante quien ha de decidir si le resulta atractiva o no, si la considera rentable o no.

Evidentemente la casa siempre gana algo, pongamos un ejemplo: un encuentro de tenis en el que el jugador 1 parte con una cuota de @1.80 y al jugador 2 se le asigna una cuota de @1.80, partido muy igualado con una probabilidad del 50%. Supongamos que se apuestan 100 unidades al jugador 1 y otras 100 unidades al jugador 2, siendo un total de 200 unidades las apostadas para este encuentro. El resultado final del encuentro es la victoria para el jugador 2, la casa tendrá que abonar a los acertantes un total de 80 unidades más el retorno de las 100 apostadas a ese jugador, resultado un total de 180 unidades las que ha de desembolsar la bookie, el resto es la ganancia de la casa 20 unidades que ha ganado. Si representamos matemáticamente la fórmula de ganancia resultaría:

100 x (1.80-1)= 80 ud.

El negocio de las apuestas

A groso modo este sería el funcionamiento de una casa de apuestas tradicional, donde sea cual sea el resultado las casa de apuestas siempre obtiene beneficios. Imaginemos que en ese mismo partido la tendencia se decanta a favor del jugador 1 por cierta información, por favoritismo, una lesión del contrario,….., cualquier cosa, el montante de unidades crecerá a favor de ese jugador de forma desproporcionada, todo el mundo apostará por él, por lo que la bookie tendrá que modificar las cuotas para poder compensar de nuevo su margen de beneficios y regular su balance.

¿Cómo funcionan las casas de intercambio?

En las casas de apuestas de intercambio ese negocio no existe ya que las cuotas son marcadas por los usuarios, la casa solamente obtiene su % de comisión sobre las ganancias de los jugadores, por lo que las cuotas en los diferentes mercados resultan mucho más justas y beneficiosas para los apostantes.

Vemos una gran diferencia que a largo plazo resulta evidente y es que con las cuotas de una casa de apuestas tradicional nuestro beneficio es menor, al contrario que para la bookie. En el Exchange podemos exprimir mucho más ese beneficio que nos reportará a la larga más dinero para nuestro bolsillo.

No resulta sencillo analizar las probabilidades de un evento o si las cuotas que nos ofrecen tienen realmente valor, eso es trabajo, estudio y experiencia lo que hará que sepamos distinguir cuando merece la pena o no una determinada cuota.