La mentalidad del trader

De forma eventual vamos a dedicar alguna entrada a la mentalidad del trader. Como anteriormente hicimos (Día a día de un trader o Forma superficial del valor a largo plazo ) es interesante alternar las estrategias y entradas más prácticas con algunos repasos necesarios a lo intangible, a todo aquello que no podemos ver pero que es esencial para el objetivo final del trading: ganar dinero a largo plazo.

Empezaré diciendo que cualquiera puede ganar dinero con el trading. Cualquiera. Tal y como lo lees. Porque lo primero que hay que entender para adentrarse en este mundo es que el azar juega un papel fundamental en el corto plazo. No podemos controlar si un precio subirá o bajará en una operación concreta por muchos indicadores que tengamos. Por ello, podemos operar random y ganar. Podemos operar mal y ganar. Podemos saltarnos nuestro plan de trading y ganar. A corto plazo.

Pero estaremos ganando dinero de la forma incorrecta. Qué más da si de lo que se trata es de ganar dinero, ¿no? No hay que ser resultadistas. Ganando dinero de la forma incorrecta estamos haciendo dos cosas: a) creando una falsa sensación de seguridad y b) fomentando unos patrones que a la larga nos harán ser perdedores. ¿Qué es ganar dinero de forma incorrecta? Operar saltándonos nuestro plan de trading. Improvisar. Hacer caso a impulsos independientemente de si la Cuota de entrada/salida tiene valor o no. Overstakear, apostando más de lo necesario. Por ello, se dice que es peor ganar dinero operando de forma incorrecta que perderlo siguiendo las pautas que nos hemos auto-impuesto antes de la sesión. Así es, en el trading a veces se gana para perder y en otras ocasiones se pierde para ganar. De locos.

¿Cómo se pierde para al final ganar? Simplemente, haciendo las cosas que uno debe de hacer.

Seguir nuestro plan de trading, actuar de acuerdo a los escenarios estudiados pre-partido, asignar el % de Bankroll necesario se gane o se pierda. ¿Recordáis aquella frase futbolera de 'jugamos como nunca y perdemos como siempre'? 'Jugar bien y no ganar' es lo mismo que para el trader 'operar correctamente y perder'. Por un resultado no hay que cambiar el plan de juego si se considera que se ha actuado correctamente. Por unas operaciones perdidas no hay que cambiar el plan de trading si se ha operado bien. Las tácticas ofensivas en los deportes de equipo como el fútbol o en el baloncesto, se plantean para crear desequilibrios, intentando poner la ventaja del lado del equipo que ataca. En el trading, se opera para poner las probabilidades a nuestro favor.

¿Qué sucede cuando ganamos operando mal? Lo hemos apuntado antes. Da la sensación de que no es necesario seguir unos patrones estrictos de actuación y, sobre todo, fomentamos que estos patrones más permisivos, a la larga perdedores, se introduzcan en nuestra rutina de trading. Ganando de la forma incorrecta estamos adquiriendo vicios al operar, que al verse recompensados por el beneficio obtenido (refuerzos positivos) hacen que cada vez los repitamos con una mayor frecuencia. Ese premio obtenido al tener una determinada conducta refuerza su hábito. Pero ese hábito nocivo, que a corto plazo puede dejar beneficios como los puede dejar de igual forma cualquier método de trading por disparatado que parezca, a la larga acaba teniendo el resultado que merece.

Todos hemos escuchado esa frase de 'el tiempo acaba poniendo a todo el mundo en su lugar'.

Registrate y apuesta con betfair

En este caso, el tiempo y el mercado ponen a cada trader en su lugar y a cada sistema en su ganancia o pérdida real. Yo, personalmente, también he escuchado algo así como 'hay que ganar siempre, aunque sea poquito, pero ganar'. Resultadismo y necesidad de refuerzos para auto-convencernos de que estamos operando bien. Para operar de forma correcta no hay que ganar necesariamente en cada operación. Hemos de aceptar la derrota como parte del proceso. Perder dinero forma parte de nuestra Estrategia de trading.

Pero claro, ¿cómo saber si un sistema a la larga es ganador cuando en el corto plazo no nos da feedback positivo? En el trading no va a venir nadie a darnos una palmadita en la espalda reconociendo nuestro trabajo, ni a decirnos 'la próxima la ganas'. Ni siquiera los sistemas que demuestran ser ganadores tienen por qué serlo si nosotros no los ejecutamos de forma correcta (selección de encuentros , análisis de escenarios, lectura del momentum del partido en live) y mantenemos una constancia a lo largo del tiempo.

Por ello, el camino que tiene que recorrer el trader, tanto si automatiza sistemas como si busca el valor de forma manual, es un largo trayecto a pleno sol hacia la tierra prometida, de la cual, aún donde éste se encuentra, no se vislumbra ni presente ni futuro.

Mentalidad.