Estrategia de apuestas en trading deportivo

Como decía el poeta: "Caminante, no hay camino, se hace el camino al andar" y eso es lo que vamos a hacer nosotros, comenzar a andar con las primeras ideas sobre estrategias de Trading deportivo.

Hemos de tener claro que nuestro fin está basado en la especulación, comprar barato para vender caro, aunque se trate de céntimos de euro. En el Exchange primero actuamos como compradores para más tarde convertirnos en vendedores, es decir que comerciamos con cuotas intentando beneficiarnos de la fluctuación que pueden llegar a sufrir antes de que dé comienzo el encuentro y en el transcurso del mismo.

Para ello, la elección de los eventos deportivos con los que operar es clave para lograr el mayor rendimiento en nuestras operaciones de trading. Ya vimos que la metodología en la busca de los mejores eventos resulta esencial, la organización y, por supuesto, crearnos unos hábitos ganadores que nos ayuden a consolidar nuestra manera de afrontar el día a día de las apuestas es clave para ser ganadores. Lo hemos dicho ya en muchas ocasiones y no hemos de olvidarlo.

Punto clave de nuestra estrategia es encontrar valor en el momento de la entrada a un determinado mercado. Pongamos un ejemplo en un encuentro de dos opciones, como podría ser un partido de tenis o de baloncesto, donde la cuota pre-partido del favorito ronda en torno a @1.35, por lo que no nos interesa, pero que tras el inicio del partido sube por encima de @2 por diversos motivos, a los que asumimos una transitoriedad temporal que otorga a ese favorito un aumento del value de su cuota por la esperada y necesaria reacción.

Tras ese cambio de cuota del favorito - que pensamos es muy capaz de remontar la situación (situación motivada por ejemplo por un break inicial en tenis, un gol rápido en fútbol, unas canastas falladas en baloncesto y anotadas por el equipo contrario cobrando una sustancial e inusual ventaja….) – la nueva cuota constituye una entrada más que factible para realizar nuestro Trading ya que vamos a comprar a un valor muy superior del que teníamos al inicio del evento, para posteriormente y cuando suceda la esperada remontada, que la cuota vuelva a los valores iniciales y podamos cerrar nuestra posición (vender).

Al decidir entrar en el mercado con una clara desventaja de nuestro favorito en el marcador en ese momento del encuentro, debemos de determinar si el valor que hemos establecido a la operación resulta idónea para un momento concreto del encuentro o para llegar hasta el final del mismo. También puede ocurrir que la reacción del favorito no llegue a ser completa y, como consecuencia, tengamos que cubrir nuestra posición. Todo dependerá de la evolución del encuentro y así hemos de tener claro nuestro plan de Trading.

Una leve reacción del favorito que acerque la cuota a la inicial, por su intento evidente de enmendar ese marcador adverso, nos otorga la posibilidad de entrar al no favorito, a una cuota que se habrá compensado y se encontrará cercana a la inicial, muy superior a @2.60, consiguiendo cubrir nuestra posición de la anterior entrada al favorito, con lo que esta maniobra ya nos reportará unas buenas ganancias.

Esta operación ha sido en un momento concreto del encuentro en el que hemos decidido entrar y salir, comprar y vender, unas cuotas que adquieren valor momentáneo pero que podríamos haber dejado correr hasta el final del encuentro, como si de una apuesta simple se tratara, con el objetivo de vender mejor al final del partido o simplemente mantener nuestra posición. Allí entra en juego nuestra valoración del momento en el que entramos a realizar Trading.

Nuestro consejo es realizar operaciones de este estilo a favor de un favorito para ir entendiendo el funcionamiento de la compra y venta de cuotas, de su fluctuación durante el transcurso del encuentro, consiguiendo de ese modo perder el miedo inicial a operaciones de Trading, que se irán complicando a medida que aumenta nuestro conocimiento sobre esta forma de hacer apuestas deportivas.