Comprender el movimiento del mercado en los partidos importantes

Siempre he pensado, y creo que es un punto de vista que muchos compartiréis conmigo, que el deporte no sería nada sin los aficionados. Los jugadores tienen un empleo y jugarían igualmente si nadie les estuviera viendo, pero dado que cada uno gana lo que produce, si los aficionados no pagasen por las entradas, por el merchandising, y por ver los partidos en general (televisiones) el deporte de élite no tendría sentido.

Esta forma de verlo puede chocar, quizá, a los que quieren ver el deporte como algo puro, pero a alto nivel considero que esto es así. Los grandes atletas no cobrarían lo que cobran si no hubiera gente detrás para verles y si las empresas publicitarias no les contratasen para vender sus productos gracias a su imagen.

Centrándonos en las apuestas deportivas, nosotros formamos también parte de ese universo, de esa gran masa de dinero que mueve al deporte de élite. Si no apostáramos, las Casas de apuestas no patrocinarían a equipos, por ejemplo, y sería una parte menor de dinero la que entraría a formar parte del gran espectáculo.

Apostar motiva a seguir partidos que de otra forma uno no hubiera seguido por placer, y para comprobar qué clase de encuentros son los que mueven al espectador, una de las formas de hacerlo es revisar la liquidez de las casas de intercambio.

Para ejemplificar ésto, vamos a realizar un seguimiento pre-partido al encuentro Real Madrid – Manchester City, de la vuelta de semifinales de Champions. Vamos a ayudarnos de los gráficos que Betfair.com nos proporciona para seguir la evolución de la entrada de dinero en el mercado a ganador (por liquidez), y aunque no dispondremos de la evolución por horas en el mismo gráfico, sí que podremos ir comparando los montos entrantes estando atentos a la pantalla con el paso de las horas.

Nos centraremos en el favorito, el Real Madrid.

A 8 horas del inicio del encuentro la cantidad igualada en el partido es de casi 1 millón de €.

Podemos distinguir entre dos fases en el gráfico de la 1 del medio día, con una primera fase marcada con rectángulo gris, la cual indica el marcado NO asentado, y una segunda fase con rectángulo azul, coincidiendo con la mayor entrada de dinero, que corresponde a la oscilación natural de un mercado asentado.

Como decía, no podemos saber a qué horas ha entrado ese dinero, pero doy por sentado que todo lo que recogemos en el rectángulo gris forma parte de los días previos al inicio del encuentro, y el 70% del gráfico forma parte únicamente de las 24 horas previas a dar comienzo la semifinal.

A 2 horas del inicio del encuentro, la cantidad jugada dobla a la anterior cantidad igualada en los días previos al encuentro. Es decir, en 6 horas se ha igualado más cantidad que en 1 semana.

¿A qué podemos atribuir el incremento de volumen en el mercado? Yo lo relaciono con dos puntos fundamentales: a) en días previos, pese a tener el mercado disponible para operar, el trader está ocupado con otros encuentros, y b) los sentimientos del mercado comienzan a fluir. Es decir, la gente, a medida que se acerca la hora de los partidos, comienza a realizar más movimientos por un tema emocional, y el mercado se va activando dando paso no sólo al apostador recreacional, el cual veremos aparecer a pocos minutos para el inicio de los encuentros, sino al mismo trader profesional, que aprovecha el movimiento del mercado para intentar sus operaciones.

Registrate y apuesta con betfair

A pocos minutos del inicio del encuentro, los factores anteriormente comentados confluyen, dando lugar NORMALMENTE a una bajada de cuotas para el favorito. Ahí sí que entran en liza los apostadores recreacionales aunque no apuesten en Betfair. El mercado de Betfair se sincroniza con la entrada de dinero en otras casas de apuestas, mostrando la realidad actual del pensamiento del apostante. Hemos podido comprobar en el gráfico como la Cuota del Real Madrid cercana a @1.57 ha ido descendiendo paulatinamente hasta llegar a la que tenemos 30 minutos antes del encuentro: @1.51 y 1 millón más igualado en la última hora y media.

Si le damos la vuelta al gráfico en el momento de inicio del encuentro (eje inverso), podremos ver de una forma más sencilla cómo la evolución a lo largo del tiempo del precio que se paga por el equipo favorito, muestra un sentimiento más fuerte por parte del mercado a que dicho equipo conseguirá la victoria. Lo podemos apreciar fijándonos en la evolución % de victoria del gráfico.

Es una obviedad decir que durante el partido la cantidad igualada será más el doble de la cantidad jugada antes del mismo, pero si nos fijamos en las barras verticales, las cuales nos indican en qué momento el volumen de apuestas fue superior, veremos que hay dos puntos fundamentales: el lapso de tiempo que va desde pocos minutos antes del inicio del encuentro a los primeros minutos del mismo, y el descanso (marcados con un triángulo azul). Momentos donde el esférico está detenido, por lo tanto, más cantidad se puede jugar sin el riesgo del factor gol.

El conjunto de líneas verticales que acaban formando grosor son el reflejo de pequeñas cantidades de dinero que entran, y aunque no alcancen sumas importantes, todas juntas determinan también cuándo podemos considerar que el volumen recibido es significativo. En este partido en concreto, es fácil determinar por qué hay volumen en la última fase del encuentro.

Por un lado el Madrid se pagaba a @1.20 tras el primer gol, por lo que a lays bajos es más sencillo inyectar dinero, de la misma forma que habrá gente apostando grandes cantidades de forma 'segura' a backs bajos, y por el otro, son las mismas emociones de las que hablábamos, las cuales se incrementan en los momentos clave del encuentro, antes las que hacen que el apostador estándar quiera mover su dinero.

Entender el mercado es indispensable para poder operar con solvencia. Hemos de estar atentos a cuándo está asentado un mercado, a qué cantidad de volumen comienza a ser representativa para mover las cuotas y a los puntos de inflexión (minutos previos al inicio del encuentro) donde, como hemos visto, la cuota del favorito puede ir bajando. Si dominamos esto, tendremos mucho ganado para conseguir trazar estrategias ganadoras.