El botón lay, nuestro mejor aliado

El botón lay, es algo característico de betfair exchange y que, usándolo bien y teniendo unos buenos conocimientos, puede marcar la diferencia. Lógicamente, también tiene sus desventajas, como todo, si no se usa de la manera correcta. Para poder presentar y explicar el funcionamiento del lay, debemos empezar por explicar su botón antagonista, el back.

Antes de continuar con la explicación, debemos dejar claro que el termino back, lo utilizaremos para referirnos a la acción de apostar a favor, y el termino lay, como la acción de apostar en contra. Ambos términos son de origen anglosajón, donde las apuestas y el trading llevan años e incluso siglos en el día a día de la gente.

Para poder entender mejor las imágenes de los ejemplos mostrados a continuación, hay que recordar que betfair cobra una comisión por apuesta ganada, por lo tanto, todas las cantidades en color verde, son las ganancias netas, es decir, ya después de haberle restado dicha comisión.

Pongamos como ejemplo, el siguiente partido de futbol, donde al lado de cada selección, podemos observar que tenemos la posibilidad de apostar a favor, o en contra. Observamos que las cuotas están todas por encima del par, algo a tener en cuenta a la hora hacer las apuestas.

Para el partido del ejemplo, si el usuario apuesta a favor de Houston Dynamo, debe saber que tiene dos maneras de hacerlo. La primera, apostando directamente a favor de dicho equipo, marcando en la casilla el stake que este dispuesto a poner en riesgo. La futura ganancia será ese stake arriesgado, multiplicado por la cuota, menos la comisión de betfair.

Es decir, si se apuestan 10€ a favor de Houston a una cuota @2.32, la futura ganancia, serán 13,20€, mas obviamente, los 10€ que se ponen en riesgo. En la imagen, al tener activada la ganancia neta, betfair ya nos marca en verde, cual seria la ganancia después de descontar la comisión. Las cantidades salen desglosadas, separando el riesgo y el beneficio, pero hay que apuntar, que el retorno es total.

Hay que indicar también, que en el ejemplo, estamos hablando en un hipotético caso de una apuesta donde el usuario no cierra ninguna operación y deja la apuesta abierta hasta la finalización del partido.

Sin embargo, al utilizar el lay, el usuario esta apostando a lo contrario, es decir, si apuesta al lay de Houston, en realidad, estará apostando a que el equipo local no ganará, por lo tanto, para ganar la apuesta, le vale tanto el empate, como la victoria de Dallas. También cabe destacar, que cuando se apuesta con el lay, el stake que se pone en la casilla, no es el dinero que se esta dispuesto a arriesgar, sino la posible ganancia que se quiere tener, aunque betfair nos da la posibilidad de poner en una casilla el dinero que se quiere poner en riesgo, y ellos te calcularían el futuro beneficio, esto se entenderá mejor con una imagen.

Al apostar en contra, el usuario lo que esta haciendo es poner en la casilla del lay, el dinero que quiere ganar, en este caso 10€. Al ser una cuota alta, el riesgo mayor, concretamente, el riesgo son 13,40€. Si el partido acaba con un resultado de empate o victoria para Dallas, la ganancia será de 10€ (9,35€ después de descontar la comisión) mas, obviamente, los 13,40€ que se han puesto en riesgo. Queda una ultima opción e interpretación de la apuesta al lay, y es decirle a betfair el dinero que queremos arriesgar, pulsando el botón 'riesgo'. En el ejemplo, hemos puesto 10€ de riesgo, y betfair nos ha calculado, la cantidad que tenemos que poner.

Empieza a apostar

En este ultimo ejemplo, el usuario puede utilizar el botón de riesgo, donde betfair ofrece la opción de poner la cantidad que se quiere arriesgar, y una vez puesta, al pulsar el 'OK', la propia casa te pone la cantidad que debes de apostar, en este caso, 7,46€ ,que se quedarían en una cantidad de 6,98€ después de descontar la ya conocida comisión por ganancia.

Como conclusión, podemos extraer, que cuando un usuario quiere apostar al lay de algún evento, debe tener en cuenta la cuota, ya que a mayor cuota, mayor cantidad de dinero tendrá que poner en riesgo.

La referencia para este tipo de apuesta es la cuota @2. Un lay a cuota @2 es aquel en el que el riesgo es el mismo que el beneficio que podemos esperar. Todo lo que sea hacer un lay a cuota menor, significara que estamos reduciendo el riesgo para obtener el mismo beneficio, algo que a la larga, hará que podamos ser ganadores con un porcentaje de aciertos menor que si lo hiciéramos con lays a cuotas altas.

A raíz de este tipo de peculiaridades, podemos darnos cuenta y empezar a sacar varias estrategias relacionadas con el lay, como el LTD (Lay the draw) , con todas sus variantes, lay al favorito, o incluso lay over y lay under.