Cazabonos

De esta manera se conoce al apostante que trata de aprovechar las bonificaciones gratuitas que las casas de apuestas ofrecen como bienvenida para no arriesgar dinero de su bolsillo.

Normalmente las casas exigen haber hecho un número mínimo de pronósticos conocido como roll-over para que las unidades del bono puedan hacerse líquidas y reintegrables para el cliente. Se trata de un gancho para atraer clientes del que puede sacarse partido.