Boxing day

En Inglaterra se conoce así al día después de Navidad, muy popular allí por ser uno de los pocos países donde las competiciones deportivas no se detienen por esas fechas festivas, especialmente en el fútbol y la hípica, las dos grandes disciplinas nacionales.

Popularmente se dice que los deportistas afrontan esta jornada con una mayor motivación, algo que resulta también extensible a los apostantes en una época en la que las actividades deportivas profesionales experimentan un parón en seco hasta enero.