5 estrategias para apostar y ganar en un partido de NBA

La mejor forma de empezar a apostar en un deporte que no se conoce todavía bien es utilizar estrategias de apuestas.

Las estrategias para la NBA presentan distintas formas de apostar en los partidos de la NBA en directo o antes de que se inicie.

Los objetivos que se persiguen son minimizar la probabilidad de pérdidas o lograr una ventaja frente a los cálculos estadísticos que hacen las casas de apuestas.

La mayoría de las estrategias para la NBA se basan en combinar apuestas a distintos mercados o buscar unas circunstancias concretas para los partidos que, influyendo en los mismos, no son tenidas en cuenta por la estadística.

Una estrategia para reducir las opciones de fallar en el pronóstico de un partido consiste en combinar las apuestas de la NBA referidas a la victoria simple del no favorito y al hándicap negativo de puntos del favorito.

Registrate con Bwin y recibe tu bono de bienvenida para apostar en los partidos de baloncesto de la NBA

Por ejemplo, para la madrugada de este miércoles tenemos un partido entre los New York Knicks y Los Angeles Lakers. Los Knicks son los favoritos de la NBA para este encuentro. Bwin ofrece una cuota por su victoria de @1.50, mientras que la cuota del triunfo de los Lakers se encuentra a @2.65. Si miramos los hándicaps de Bwin para los equipos, observamos que la línea de puntos está en los  +-5 puntos a una cuota de @1.91.

Para realizar correctamente esta estrategia de apuestas para la NBA, deberíamos apostar a la vez al hándicap del favorito New York Knicks -5 a @1.91 y a la victoria simple de Los Angeles Lakers a @2.65. Es muy importante distribuir las cantidades de dinero que invertimos en cada apuesta para que ambas produzcan los mismos beneficios. Por lo tanto, habrá que apostar más dinero al hándicap negativo, que tiene menor cuota.

Bwin te da 50 euros como bono de bienvenida si te registras para apostar en los partidos de baloncesto

De esta forma, si ganasen los Lakers o lo hiciesen los Knicks superando su hándicap, obtendríamos beneficios. Los únicos resultados del partido que nos ocasionarían pérdidas serían los que quedasen dentro del margen de puntos del hándicap, como por ejemplo un Knicks 100 – 97 Lakers.

Otra estrategia muy popular para apostar en los partidos de la NBA en directo consiste en hacerlo por el over de puntos cuando el encuentro esté muy igualado. En esta estrategia jugamos con el hecho de que muchas casas de apuestas incluyen la posibilidad de prórroga en el total de puntos a conseguir.

En los partidos que veamos muy igualados en el marcador en el último cuarto, buscaremos la línea de over más alta posible, con la esperanza de que el partido alcance una prórroga que facilite el llegar a esa línea de puntos. Si interpretamos bien los partidos y las cuotas son altas podremos asumir varios fallos que se compensarán en cuanto una apuesta salga bien.

Aprende apostar en los partidos de baloncesto de la NBA con Bwin y recibe tu bono de bienvenida

Una estrategia que es usada ampliamente en las apuestas para la NBA es la de seleccionar equipos que no vayan a tener apenas tiempo de recuperación entre dos partidos. Es frecuente en la NBA que un equipo deba disputar dos partidos en un margen de 24 horas.

Si además los partidos son en ciudades diferentes bastante alejadas, implican un desplazamiento de varias horas. Buscar este tipo de circunstancias, sobre todo cuando en el segundo partido el equipo que se desplaza es el visitante, puede darnos una ventaja a la hora de ir contra el equipo que no habrá tenido forma de recuperarse del esfuerzo físico del día anterior.

Por ejemplo, esta semana los Atlanta Hawks jugarán el jueves en Minesota y el viernes en casa, en Atlanta. Aunque jueguen en casa, habrán tenido dos partidos en un día con un largo desplazamiento por en medio. Esta falta de frescura física podrían pagarla en el segundo partido, que será contra los Portland Trail Blazers.

Bwin te da 50 euros como bono de bienvenida si te registras para apostar en los partidos de baloncesto de la NBA con Bwin

Otra estrategia que busca aprovecharse de las limitaciones de la estadística consiste en apostar al over de puntos en el primer cuarto del partido. Para llevar a cabo esta forma de apostar seleccionaremos equipos en los que exista una gran diferencia de calidad entre el quinteto inicial y el de suplentes.

A la hora de poner sus líneas de puntos en los cuartos, las casas suelen basarse en medias estadísticas de los equipos, sin tener en cuanta si juegan o no los favoritos de la NBA de cada equipo. En los equipos que cumplan la condición, el quinteto inicial marcará muchos más puntos que el secundario, por lo que obtendremos una ventaja frente a la estadística que puede llevarnos a ganar más apuestas.

La última estrategia que analizaremos se basa en apostar en los partidos de la NBA en directo al underen partidos que lleven disputados tres cuartos y apunten claramente a que van a cumplir la línea del over de puntos. Esta estrategia hay que llevarla a cabo bajo una serie de condiciones que detallamos:

Apuesta con Bwin en los partidos de la NBA y recibe 50 euros como bono de bienvenida

  • La cuota del under, es decir, de la línea de puntos por debajo de la cifra que dé la casa de apuestas, debe estar entre @2.50 y @3.00. Si la cuota fuese superior, indicaría que estamos corriendo demasiados riesgos y que el over estaría próximo a cumplirse.
  • El equipo favorito para la victoria debe llevar al menos 15 puntos de ventaja.
  • El equipo favorito debe ser el local, a fin de evitar el efecto de empuje de la afición para buscar una remontada del equipo que vaya perdiendo.
  • El partido debe ser de la fase regular, en la que no haya mucho en juego, como en una eliminatoria o un partido decisivo o importante para los objetivos.

Registrate con Bwin y recibe tu bono de bienvenida para apostar en los partidos de la NBA

Con estos criterios lo que perseguimos en el último cuarto es que los dos equipos den por concluido el partido. El equipo que va por delante en el marcador se relajará y buscará administrar su renta, más que ir a incrementarla, por lo que incluso podría dar entrada a jugadores de menor calidad, para reservar a sus estrellas.

El equipo que va perdiendo se desmoralizará al llegar al último cuarto con tanta desventaja y dará antes de tiempo por perdido el encuentro. Para esto incide el hecho de no ser favoritos y jugar fuera de casa, por lo que tampoco tendrán a la afición encima, animándoles a maquillar al menos el resultado. De esta forma, un partido que apuntaba a over puede acabar siendo under.